«¿Y el sábado puedo hacer un cheat meal? He visto en Instagam que los culturistas lo hacen»

Una vez más, nos toca a los nutricionistas desmitificar un poco la visión de la nutrición que se da desde el mundo de las redes sociales: hoy escribimos sobre los cheat meal o las comidas trampa.

Seguro que todos hemos visto alguna vez la típica publicación con una cantidad ingente de ultraprocesados (pizza, hamburguesa…) bajo el lema de cheat meal en Instagram, ¿es necesario este tipo de comidas para llegar a nuestro objetivo? La respuesta es NO, de hecho puede llegar a ser un obstáculo para el mismo.

Bajo la supuesta razón de que «activa el metabolismo», hay gente que piensa que el día en el que realizas la comida trampa, las calorías que ingieres son cascarón de huevo y puedes tomarte 4 pizzas barbacoa que tu cuerpo no va absorber su energía. Pues siento decir que esto no es así.

En la imagen os pongo un caso real: una persona que busca un déficit calórico para la pérdida de grasa con una pequeña restricción calórica diaria de 250 kcal que se va a pique porque el sábado aumenta la ingesta calórica 1500 kcal por encima de sus calorías de mantenimiento.

¿Quiere decir esto que las dietas deben ser estrictas? Claro que no, se pueden plantear días más «libres» sin la necesidad de comer hasta reventar alimentos cargados de calorías.

Se puede jugar con el déficit de los demás días de la semana o elegir otro tipo de alimentos para permitir ser un poco más laxos el fin de semana,

Por ejemplo, porque estaréis conmigo en que es una pena que tiremos por tierra el esfuerzo de toda una semana en un día, ¿verdad?

#nutricion#nutricionista#dietista#dieta#cheatmeal#nutriciondeportiva#comidatrampa#intermittentfasting#realfood#comidareal#fitness