¿Quieres saber más sobre el valor nutricional de los frutos secos?

Siendo la causa de casi un tercio de las muertes en 2016, el tratamiento contra las enfermedades cardiovasculares es una prioridad para las investigaciones sanitarias.

Y como en casi todos los aspectos de la salud, la nutrición y el estilo de vida juegan un papel muy importante en la lucha contra este tipo de enfermedades.

Muchos estudios han demostrado que la dieta influye en las mismas, ya que puede modificar parámetros como el colesterol LDL (conocido como colesterol malo) y los triglicéridos (TG) en plasma, entre otros, recomendándose la ingesta de alimentos integrales, frutas, vegetales, legumbres, pescado o frutos secos.

Y dentro del grupo de los frutos secos, ¿cuáles son los más convenientes?

Se ha demostrado anteriormente una relación inversa entre el consumo de frutos secos en general y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Pero es en este metaanálisis que comentamos en el post en el que se relaciona una mejora en el perfil lipídico de la persona con una dieta enriquecida en pistachos, nueces y almendras con respecto a una dieta control sin estos frutos secos.

¿Y por qué los frutos secos? Porque son un alimento muy completo al que se ha demonizado injustamente (como a muchos otros): ricos en fibra, fitoesteroles, polifenoles, ácidos grasos insaturados y minerales, nos aportan saciedad y nutrientes de buena calidad.

Siempre siendo recomendable su consumo en crudo o tostado antes que en otras versiones (salados, fritos o garrapiñados). 

#nutricion#nutricionista#dieta#frutossecos#pistachos#colesterol#clinica#dietista#CVD#LDL#fibra#antioxidantes#salud

Bechthold A, Boeing H, Schwedhelm C, Hoffmann G et al. Food groups and risk of coronary heart disease, stroke and heart failure: a systematic review and dose-response meta-analysis of prospective studies. Crit Rev Food Sci Nutr 2019;59:1071–90.

Liu, K., Hui, S., Wang, B., Kaliannan, K., Guo, X., & Liang, L. (2020). Comparative effects of different types of tree nut consumption on blood lipids: a network meta-analysis of clinical trials. The American journal of clinical nutrition, 111(1), 219-227