Nutricionistas Síndrome del Intestino Irritable

Nutrición y el Síndrome del Intestino Irritable

¿Qué es el Síndrome del Intestino Irritable (SII)?

Los trastornos funcionales digestivos (TDF) son un grupo heterogéneo de síndromes caracterizados por diversos síntomas gastrointestinales sin una causa determinada y relacionados con trastornos de la motilidad gastrointestinal y de la sensibilidad visceral. El síndrome de intestino irritable (SII) es uno de los más frecuentes.

El síndrome de intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal (GI) funcional que se caracteriza por la presencia de dolor abdominal recurrente asociado a alteraciones del ritmo en las deposiciones, ya sea en forma de estreñimiento, de diarrea, o de ambas. Síntomas como la hinchazón o distensión abdominal son muy frecuentes en el SII.

Diagnóstico del Síndrome del Intestino Irritable

El Síndrome del Intestino Irritable se diagnostica por la presencia de dolor abdominal recurrente que debe estar presente al menos un día a la semana en los últimos tres meses relacionado con dos o más de los siguientes criterios:

  1. – Se relaciona con la defecación
  2. – Se asocia a un cambio en la frecuencia de las deposiciones
  3. – Se asocia a un cambio en la forma o apariencia de las deposiciones

Tratamiento Nutricional para el Síndrome del Intestino Irritable

  1. – Evitar el estreñimiento mediante el consumo de cantidades adecuadas de líquidos y fibra.
  2. – Vigilar intolerancias a la lactosa, alergias alimentarias, y omitir productos agresores.
  3. – Individualizar la dieta a los síntomas del paciente. Mitigar dolor, molestias y flatulencia.
  4. – Mejorar la calidad de la vida nutricional.

Alimentación y Estrategias Nutricionales para el Síndrome del Intestino Irritable

A continuación se van a exponer una serie de recomendaciones atener en cuenta en la alimentación de personas con SII

  1. Fibra: Es conveniente reducir el consumo de fibra insoluble que se encuentra en la parte externa de semillas y granos, salvado de trigo, maíz, cereales integrales… y aumentar el consumo de fibra soluble que encontramos en frutas y verduras como manzanas, naranjas, zanahorias, cebolla…. También encontramos fibra soluble en cebada, nueces, almendras, avellanas y legumbres.
  2. Gluten: Comprobar si los síntomas de SII mejoran con la exclusión del gluten de la dieta, puesto que en algunas personas con SII se agravan los síntomas después de comer gluten, aunque no tengan enfermedad celíaca.
  3. Dieta baja en FODMAP: Puede recomendarse dieta baja en FODMAp durante alguna semanas para ver si mejoran los síntomas. En esta dieta de reducen o evitan ciertos alimentos que contienen carbohidratos que son difícil de digerir. FODMAP son las siglas en inglés de estos carbohidratos.

Algunos ejemplos de alimentos que contienen FODMAP son:

  • Frutas tipo manzana, albaricoques, moras, cerezas, mango, nectarinas, peras, ciruelas, sandía
  • Verduras como alcachofas, espárragos, repollo, coliflor, ajo, lentejas, cebollas.
  • Productos con trigo y centeno
  • Miel y alimentos con jarabe de maíz alto en fructosa
  • Productos con edulcorantes que terminan en “-ol”, como sorbitol, maltitol, xilitol, manitol.

¿Te has decidido a dar el paso?

El Síndrome del Intestino Irritable (SII) es muy común en nuestra población y su tratamiento varía mucho según el paciente, pues no todos cursan el mismo grado por lo que el tratamiento nutricional llevado a cabo por los expertos en nutrición y dietética deberán evaluar esto de cara a concretar las especificaciones del plan nutricional a llevar a cabo. No dude en ponerse en contacto con nuestros nutricionistas para poder planificar su tratamiento nutricional de cara al Síndrome del Intestino Irritable.

Nutrygente está formada por dietistas-nutricionistas especializados en nutrición y alimentación.

¿Te podemos ayudar?

NutryGente Copyright © 2021