Seguramente todos hayamos escuchado alguna vez acerca de algún producto que promete hacerte perder grasa sin esfuerzo, algo que ya de por sí suena bastante sospechoso, por lo que hemos decidido hacer este artículo para analizar si estos productos o milagros quemagrasas son un mito o realidad, los estudios científicos disponibles sobre las mismas y su verdadero efecto.

¿Existen productos que puedan hacerte perder grasa por sí mismas?

La única condición que se tiene que cumplir para lograr una pérdida de peso es que logremos un déficit calórico: no existe una sustancia legal que por sí sola (sin tener en cuenta el número de calorías total en el día) vaya a provocar una pérdida de grasa corporal.

De hecho, la mayoría de esas sustancias “quemagrasas” prometen resultados siempre y cuando se vigile la alimentación y se realice ejercicio físico, lo que nos puede hacer pensar que lo verdaderamente importante va a estar en las últimas dos condiciones de esta ecuación.

El déficit calórico es la única forma de perder grasa

Cabe decir que existen algunas sustancias o suplementos que sí que podrían ayudar a este proceso de pérdida de peso de manera indirecta: mejorando el rendimiento en el entrenamiento o aumentando el gasto energético, entre otras, pero ninguna de ellas hará que se pierda grasa sin ningún esfuerzo, como si de una sustancia mágica se tratara.

En cuanto a los tipos de productos “quemagrasas” que encontramos en el mercado, podemos clasificarlos de muchas formas: tés, cápsulas, batidos… la mayoría de ellos se basan en estudios (hay algunas que ni eso) mal diseñados o que se han llevado a cabo solamente en animales, por lo que su éxito es más un buen marketing que otra cosa.

A continuación, vamos a desgranar algunos de estas sustancias que prometen ayudarte a perder grasa sin esfuerzo (y sin resultados) con más detenimiento

L-Carnitina

La L-Carnitina es una amina que está implicada en el proceso de oxidación de los ácidos grasos dentro de la mitocondria, lo que hizo pensar al principio a los primeros investigadores que aumentando su concentración en nuestro organismo, la oxidación sería mayor y ayudaría a perder mayor grasa corporal.

Aunque ha demostrado ser efectiva en ratas (ayudaría incluso a mejorar el rendimiento deportivo en las mismas y a disminuir el estrés oxidativo), solo ha resultado útil en personas que tengan un déficit congénito de L-Carnitina (cuya prevalencia es de 1 persona de cada 100000).

Los resultados en estudios realizados en humanos sanos no han demostrado ser útiles de cara a conseguir una pérdida de grasa por sí misma, por lo que las autoridades la han relegado a suplemento deportivo del grupo B, o de poca evidencia científica.

Por último, cabe recordar que la forma activa es la L-carnitina, ya que la DL-carnitina puede resultar tóxica para el ser humano.

L-Carnitina es uno de los productos mito quemagrasa del mercado

Ácido linoleico conjugado (CLA)

Se trata de una mezcla de ácidos grasos con la estructura del ácido linoleico que tiene un efecto en el sistema de señalización PPAR, relacionado con el metabolismo de glucosa y lípidos, por lo que se pensaba que podría tener un efecto beneficioso en la pérdida de grasa corporal.

A la hora de llevar a cabo estudios que demuestren su eficacia, los resultados apuntan a que el CLA no ayuda a perder grasa corporal, por lo que su uso con este fin ha demostrado ser inútil.

El ácido linoleico no es útil de cara a quemar grasa

Complementos herbáceos

Existen plantas a las que se les ha atribuido una capacidad para lograr una pérdida de grasa en las personas que las consumen, por lo que la industria de la suplementación nutricional ha desarrollado compuestos que incluyen a las mismas en su estructura.

Los resultados de los estudios llevados a cabo con algunas de ellas (Phaseolus vulgaris, Camellia sinensis, Ephedra sinica y Garcinia cambogia), no indican que tengan un efecto clínico significativo en la pérdida de peso, por lo que no se recomienda su uso para el objetivo propuesto.

suplementos herbaceos no sirven como productos quemagrasa

Chitosán

El chitosán es un compuesto derivado del caparazón de los crustáceos que se emplea en la industria que fabrica suplementos nutricionales con el fin de perder grasa corporal, ya que promete bloquear la grasa que se ingiere mediante la dieta.

Cuando consultamos la bibliografía sobre esta sustancia, vemos que se han llevado a cabo numerosos estudios en los últimos años que han demostrado que los efectos sobre el peso corporal a largo plazo no son significativos en personas que sufren sobrepeso u obesidad.

El chitosan es un producto milagro quemagrasa mito

Agua con limón en ayunas

Aunque no sea un suplemento propiamente dicho, se trata de uno de los bulos más extendidos en toda la sociedad: hay mucha gente que ha escuchado que tomar agua con limón en ayunas puede lograr una pérdida de grasa corporal en su círculo de personas cercanas, en los medios de comunicación, redes sociales…

Aunque nos gustaría tratar el tema con más profundidad en el futuro en un artículo solo dedicado al agua con limón para desmontar completamente todos los bulos que se dicen sobre este tema, queremos dejar claro que tomar agua con limón en ayunas (y aunque no sea en ayunas) no tiene ningún impacto en la pérdida de peso o de grasa corporal.

el mayor mito es el agua con limón en ayunas

Por tanto, ¿son los quemagrasas un mito o una realidad?

La mayoría de las personas que han tenido resultados positivos tras el consumo de este tipo de productos no ha sido por el efecto del propio producto, ha sido por un cambio en sus hábitos diarios: mejorar su alimentación (en cantidad y calidad de los alimentos), empezar a hacer ejercicio (o que este sea más intenso)… de ahí que las recomendaciones de los fabricantes de los supuestos quemagrasas siempre recomienden incorporar dieta y ejercicio para ver resultados.

Nuestra recomendación como nutricionistas es clara, la clave para tener resultados a largo plazo no viene por un producto mágico, viene por un cambio de hábitos fruto del esfuerzo y la constancia de uno mismo. No existen ninguna pastilla o bebida (por lo menos que sea legal) que logre que perdamos grasa sin controlar las variables anteriormente comentadas: alimentación y ejercicio.

productos milagro quemagrasas son todos un mito ninguno es verdadero

Si tienes cualquier duda o pregunta sobre este tema o piensas que ha habido algo que hemos dejado sin comentar puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder echarte una mano en lo que podamos.

Bibliografía

Broad, E. M., Maughan, R. J., & Galloway, S. D. (2005). Effects of four weeks L-carnitine L-tartrate ingestion on substrate utilization during prolonged exercise. International Journal of Sport Nutrition & Exercise Metabolism15(6).

Joseph, S. V., Jacques, H., Plourde, M., Mitchell, P. L., McLeod, R. S., & Jones, P. J. (2011). Conjugated linoleic acid supplementation for 8 weeks does not affect body composition, lipid profile, or safety biomarkers in overweight, hyperlipidemic men. The Journal of nutrition141(7), 1286-1291.

Jull, A. B., Mhurchu, C. N., Bennett, D. A., Dunshea‐Mooij, C. A., & Rodgers, A. (2008). Chitosan for overweight or obesity. Cochrane database of systematic reviews, (3).

Madsen, K. L., Preisler, N., Rasmussen, J., Hedermann, G., Olesen, J. H., Lund, A. M., & Vissing, J. (2018). L-Carnitine improves skeletal muscle fat oxidation in primary carnitine deficiency. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism103(12), 4580-4588.

Maunder, A., Bessell, E., Lauche, R., Adams, J., Sainsbury, A., & Fuller, N. R. (2020). Effectiveness of herbal medicines for weight loss: A systematic review and meta‐analysis of randomized controlled trials. Diabetes, Obesity and Metabolism22(6), 891-903.

Palacios Gil de Antuñano, N., Manonelles Marqueta, P., Blasco Redondo, R., Contreras Fernández, C., Franco Bonafonte, L., Gaztañaga Aurrekoetxea, T., … & Valle Soto, M. D. (2019). Suplementos nutricionales para el deportista. Ayudas ergogénicas en el deporte-2019. Documento de consenso de la Sociedad Española de Medicina del Deporte. Arch. med. deporte, 7-83.

Wanders, A. J., Brouwer, I. A., Siebelink, E., & Katan, M. B. (2010). Effect of a high intake of conjugated linoleic acid on lipoprotein levels in healthy human subjects. PloS one5(2), e9000.